Entrevista a Fernando León de Aranoa

“Marcela antepone la vida a todo lo demás”

Encadenados tuvo la oportunidad de entrevistar a Fernando León de Aranoa en el pasado festival internacional de cine Berlín, cuando presentaba fuera de España su última película Amador. A pesar de que en España Amador no cosechó tan buena crítica como lo hicieran sus obras anteriores, obtuvo en Berlín una acogida excelente.

Amador resultó ser una película muy visitada por el público del festival. De hecho, era frecuente ver a Fernando en los pasillos o en el Foyer de las salas del festival haciendo declaraciones para la prensa y la radio alemana.

Amador cuenta la historia de Marcela, una joven inmigrante que reside en España y sobrevive gracias a la venta ambulante de flores. Debido a sus dificultades económicas busca más trabajo y lo encuentra cuidando a Amador, un hombre mayor y enfermo que no puede valerse por sí mismo. Entre ellos dos se creará un vínculo especial. A través de su relación con Amador ella irá redescubriendo poco a poco cosas sobre si misma.

Amador es una película muy interior. Me gustó mucho la escena que abre la película en la que muestras un momento de conflicto entre los inmigrantes.

Sí, la primera escena está sacada de la realidad, la pude ver directamente cuando buscaba el entorno de Marcela, de los personajes de la película y también cómo se gananla vida. Lapoca documentación que hice para esta película fue para eso y en seguida encontré esta idea de las flores que es muy real. Cuando las flores o las frutas están un poco deterioradas, los grandes mercados industriales las tiran y hay gente que va a buscarlas para adecentarlas, luego vende la fruta o las flores en el mercado más B, es decir, más lateral. Y cuando van a llevárselas, los vigilantes de los mercados industriales intentan impedirlo porque eso se va a convertir luego en competencia, dándose una  lucha que a veces es cruenta.

En esa escena se crea un conflicto entre los propios inmigrantes, como si hubiera inmigrantes de primera y de segunda clase…

Sí, es otra paradoja que me parecía interesante: tanto unos como otros vienen de fuera. Tanto los que quieren llevarse las flores, como los que quieren impedir que lo hagan son compatriotas e intentan afearse unos a otros su conducta, diciendo cosas como: “tú avergüenzas a mi país” o “tú eres un insolidario”. Me parecía que era una escena que estaba hablando por un lado, de la repetición de los roles, de cómo el que llega aquí y está un poco por encima del otro va a tratar en seguida de ejercer su poder sobre el que está por debajo de él. Por otro lado, es interesante que tanto unos como otros estén peleando por lo que se tira ala basura. Es decir, me parecía una escena llena de contenidos y además me servia para establecer el negocio del que viven Marcela y Nelson en España.

Háblame un poco sobre el tratamiento del personaje de Marcela. Ella no mantiene una comunicación con los demás, sólo Amador se da cuenta de su estado. En las escenas en las que ella recorre el mismo camino en el autobús va como recomponiendo en su cabeza todo lo que le sucede, como si fuera un puzzle y le faltaran las piezas, tal y como también le sugiere Amador en uno de los diálogos…

Exacto… como tú dices son muchas cosas y cada una tiene su valor enla película. Laescena misma del autobús es mucho más que una transición de un plano de Marcela cruzandola ciudad. Esel lugar donde ella va recomponiendo su propio puzzle y va encajando lo que le va pasando y las cosas que va descubriendo. De hecho, recuerdo que todas estas secuencias del autobús, que creo que eran nueve o diez, las rodamos todas en el mismo día.

Esto habla por Magaly Solier como actriz, ya que tuvo que hacer en un solo día el viaje emocional completo de toda la película, porque en las primeras escenas va a buscar un puesto de trabajo, pero a mitad empieza a ir mucho más preocupada por lo que sucede en la casa, y al final va destruida. En todo ese viaje cada una de las escenas tenía un color distinto y ella lo tuvo que hacer en un solo día. Eso era para mí lo espectacular porque la cámara tenía que estar en el mismo sitio, la movíamos un poco, cambiaba el vestuario, ella volvía y rodábamos un plano o dos.

Lo que mencionas sobre la relación entre Marcela y Amador está muy claro para mí también. En realidad, el único que la ve es Amador. Primero porque tiene tiempo y como está en cama también es el único que la mira de verdad, por eso es el primero y el único que llega a advertir la vida dentro de ella, y el primero en advertir que está embarazada también. Creo además que esto es así porque él siente que se le escapa su propia vida. Por eso quizás está más abierto y tiene una mayor percepción. Hay una idea de relevo dentro de la película.

Como si le guardase el sitio…

Sí, como dejarle el lugar, pero sobretodo es eso: Amador tiene tiempo para ver y advertir y se establece esa complicidad. Esto tiene mucho que ver con los secretos, los dos están pasando por cosas y hay muchas circunstancias en su vida que la gente más próxima no sabe, pero eso es algo muy habitual, precisamente por tratarse de dos desconocidos a los que les han colocado en un verano juntos casi en contra de su voluntad: en el caso de Amador porque nadie le ha preguntado y en el de Marcela porque no le queda más remedio.

Me gustaba la idea de dos desconocidos encerrados en una habitación en verano y que en un espacio tan pequeño hablen de cosas que trascienden el propio espacio y que son importantes para ellos. Los dos van a compartir secretos por ser desconocidos, ya que a un desconocido vas a contar más cosas que las que contarías a alguien conocido porque sabes que no te va a pasar factura. Lo mismo ocurre entre Amador y Marcela. A partir de la muerte de Amador, Marcela va descubriendo cosas de la vida de éste: sus relaciones, las visitas de los jueves de Puri, la prostituta, y la correspondencia de Amador, en la cual descubre muchas cosas sobre él que ni su familia sabe. Marcela trata de mantener eso vivo, más bien no le queda más remedio, pero al hacerlo está prolongando la vida de Amador.

Me quedé bastante sorprendida con el final de la película, me resultó un poco difícil de creer, aunque leí en otra entrevista tuya que curiosamente está inspirado en un caso real…

Supongo que a lo que te refieres, y es verdad que alguna vez lo he dicho, es una historia que estoy seguro de que está pasando y si no, va a pasar dentro de muy poco, y es posible que lo leamos algún día en algún periódico, porque la vida es así y si no hay más remedio que hacer algo, aunque creas que es muy malo, pues lo vas a acabar por hacer. Es delicado hablar de ello porque es el final y no se puede tampoco adelantar a la gente, sin embargo, pasa continuamente.

Me comentaba un periodista que eso de que la gente siga cobrando la pensión y que no comunique el fallecimiento es en Grecia muy habitual. De hecho, recuerdo un mes antes de estrenar la película en España que salió en Japón la noticia de que se daban muchos casos así, y que estaban buscando a 300 personas desaparecidas que sin embargo seguían recibiendo su pensión. Este tipo de noticia surge de manera cíclica.

Incluso recuerdo también en España hace unos años, cuando era adolescente, un caso un poco más truculento: un señor en el País Vasco falleció y la familia no había dicho nada porque necesitaba seguir cobrandola pensión. Lafamilia tenía el dedo del señor en el frigorífico porque cuando llegaba el funcionario ellos decían que el padre estaba mal y que no podía recibirle, pero cogían el dedo del frigorífico y lo estampaban en los papeles. Esto no es una broma, el ser humano es capaz de cosas muy sorprendentes cuando la necesidad aprieta.

La película trata el tema de la supervivencia, sin embargo es una película muy positiva, también el personaje de Marcela. Ella guarda un lugar para el niño que va a venir…

Exacto, porque ella antepone la vida a todo lo demás y la película también lo hace a través de ella. Es como poner la muerte de Amador al servicio de la vida.

Fernando, ¿cómo trabajas tú con la música? Vi que habías introducido música de manera sutil, sobretodo en las escenas en las que Marcela está en el autobús…

Sí, hay mucha música en la película, pero está introducida muy sutilmente y mezclada muy suavemente. Nunca se impone como suelen hacerlo los diálogos. Esto es algo que siempre intento hacer. Intento que la música no explique la secuencia y no mande el mensaje de explicar si es una escena de tensión, de amor, de drama… También tiene que ver mucho cómo mezclas y como colocas la  música. Aquíyo intento ser muy sutil, pero sobre todo lo más importante para esto es la delicadeza del músico, en este caso de Lucio Godoy. He trabajado antes con él y me parece un genio. Me gusta mucho lo que hace, es muy delicado. La música de Amador es muy elegante en la tristeza y también en el humor, tiene una cosa muy sofisticada y muy elegante.

Entonces ¿le das al músico pequeñas instrucciones allí donde quieres música o lo dejas en manos del compositor?

Normalmente vas tú mencionando los lugares, pero de una forma abierta y libre. Lo que haces es que cuando tienes el guión el compositor se orienta con él. Creo que Lucio fue el primero en ver Amador, porque es el primero que quieres que vaya teniendo la emoción de la película para poder luego componer libremente e ir entrando en ideas musicales, que es de lo que se trata. Yo tenía en mente los lugares donde quería música, pero algunos estaban en duda y al final los hemos quitado. Esto ha pasado en algunos bloques en los que hemos preferido dejarlos sin música, como la primera escena en la que en un principio había una música acompañándola, pero al final la quité.

A última hora apuesto siempre para bien o para mal por quedarme un paso atrás. Creo que de eso te arrepientes menos que si vas más adelante. Luego ves la película diez años después y piensas: ¿para qué metí esa música? Creo que es mejor equivocarte con la música por defecto que por exceso y esto siempre lo tengo muy presente en la mezcla.

¿Cómo ha sido la acogida aquí en Berlín?

Está siendo estupenda… una maravilla desde la primera proyección, la sala estaba muy llena y estuve varios ratos en la sala y lo más interesante para un director es que notaba que la lectura que el público iba haciendo de la película, hasta en la letra más pequeña, la sala la recibía, y me gustó mucho. También el sonido de la sala, mientras el publico veía la película, daba muy buena sensación, y luego, al terminar, sentí que la habían entendido muy bien, que es a lo que uno aspira, y es el momento que siempre da lugar a preguntas como: ¿me habré explicado bien?, ¿entenderán lo que yo quería transmitir? Sí, desde luego aquí me siento muy contento.

Tú has contado alguna vez que escribes para entender un poco el mundo. En este sentido ¿Qué piensas que te ha aportado esta película?

Lo que intentas es comprender los motivos de Marcela. Entender por qué hace lo que hace, cuando además lo que hace es tan discutible. Entender qué le está pasando a alguien para actuar así en el momento en que toma la decisión de seguir adelante a pesar de lo que pase. Esa era la propuesta de la película y explicar también cómo lo hace, pues lo hace con mucha culpa, juzgándose a sí misma duramente, con tanta dificultad y sin un plan.

Se trata de una huida. Marcela no está persiguiendo nada, está huyendo, tratando de sostener a flote aquello que es imposible, y que es insostenible hasta que gracias a esa situación final, la vida le da un respiro. En definitiva, entender quién es Marcela y por qué alguien como Marcela actúa como lo hace. Me gusta aprender de ella, también la elegancia con que lo hace… eso de guardárselo todo, sin grandes aspavientos y luchando contra problemas muy serios, eso me gusta mucho de ella.

El personaje de Puri supone un contraste que aviva mucho la película. Puri parece como que saca…

Sí… que saca luz. Sí, es el único cómplice que tiene ella y de hecho, al margen de lo que suponga para la película o para el espectador, para Marcela supone un respiro y si lo es para Marcela, lo es para el espectador también. Esto es así porque Puri y Marcela están en el mismo bote. Son dos supervivientes totales.

Hay una cosa de Puri que me gusta y es que es una superviviente y no se va a asustar de nada porque lo ha visto todo. Esto es además lo primero que le dice a Marcela, le dice que eso también le ha pasado a ella y que no se preocupe. Tiene esa sabiduría que tienen las Puris del mundo y que es una maravilla porque están preparadas para todo. Pero sobre todo, lo más importante es el hecho de que a Puri la han juzgado tantas veces por lo que hace que ella nunca va a juzgar a Marcela. Para Marcela el gran problema de lo que está haciendo es la vergüenza, el juzgarse a sí misma y pensar que Dios la estará mirando, mientras que con Puri se siente que no la juzgan y creo que esto es un gran alivio para Marcela. Las dos se sienten cómodas juntas.

Fernando y Magaly en Berlin. Foto: Bondía

 

Entrevista: Laura Bondía

publicada en encadenados.org

 

Anuncios

~ por elmiradornews en 24 agosto, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: