El discreto encanto de un poeta

Escoffet, el pasado 5 de Junio. Foto: Laura B.

   El poeta Eduard Escoffet fue invitado este año al festival de literatura internacional Poetry On The Road que tuvo lugar del 3 al 10 de Junio en Bremen, Alemania y el pasado 5 de junio presentó junto a otros autores algunos de sus poemas. Entre ellos se encontraban Serhij Zhadan de Ucraina, John F. Deane de Irlanda y Lebogang Mashile de Sudáfrica. Cada uno de ellos recitó su obra en su idioma materno. El público tenía la opción de leer paralelamente en pantalla, lo que los autores recitaban, suponiendo esto a veces, un verdadero engorro.

Escoffet se ganó, desde un principio, el afecto del público, introduciendo breves comentarios de su trabajo en un alemán discreto, pero no por ello malo.

L`amor ho fa malbé tot…“ empezó a recitar Escoffet y casi sin mediar, un sinfín de imágenes, más bien retazos de ellas, se agolparon en la cabeza de los espectadores. „Fragmentos de calle“ podrían llamarse, pues se sienten de manera cercana y sin embargo, a pesar de su cotidianidad, pueden igualmente confundir y desorientar.

Su poema „parla“ me recordaba a los poemas fonéticos dadaístas que con su intensidad y ritmo, evitaban usar la palabra como único medio de significado. Sin embargo, este poema exige precisamente que el espectador-lector hable, usando como pueda la palabra, titubeando o flaqueando si es preciso. Exige asimismo, utilizar la palabra casi en el sentido psicoanalítico de cura que Freud ya empleaba.

Escoffet. "(Et) parlo". Foto: Laura B.

Pero, será en su poema „(et) parlo“ donde su autor ponga en evidencia y con un solo gesto, tanto la falta de la palabra como su sobre exceso. Eduard ocultará sus ojos detrás de unas gafas que le impidan la visión y atiborrará su boca con trozos de periódico frenando cualquier tipo de sonido.

Cuando vi la performance no pude evitar acordarme de un fragmento del (no)manifiesto dadaísta de Tzara: „Una obra comprensible es un producto de periodistas (…) El autor, el artista alabado por los periódicos, constata la comprensión de su obra: forro miserable de un abrigo de utilidad  pública…

Escoffet tomó aquí la iniciativa y acabó engullendo el periódico antes de que éste pudiera acabar con la obra, interpretándola.

Así que, por favor, tomen este breve artículo como una reflexión de una periodista que jamás se atrevería, ni a hacer comprensible la obra de este joven autor catalán, ni tampoco a interpretarla.

 Laura Bondía

Anuncios

~ por elmiradornews en 11 junio, 2010.

Una respuesta to “El discreto encanto de un poeta”

  1. […] Eduard Escoffet. El discreto encanto de un poeta elmiradornews.wordpress.com/2010/06/11/el-discreto-encanto-d…  por irena22 hace 2 segundos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: